Rodrigo Yépez
Agencia Reforma

CDMX.- Llevar el Tazón Azteca a Estados Unidos es la única opción para los All American Eagles.
Durante la presentación de la edición 45 del duelo internacional que se realizará este sábado al mediodía en el Estadio Olímpico Universitario, donde la selección nacional de ONEFA enfrentará a un conjunto del país de las Barras y las Estrellas, el linebacker Patrick Harbin aseguró que la derrota no está en sus planes.
“El juego es muy importante porque, por supuesto, pertenecemos al equipo de Estados Unidos y tenemos que regresar a los Estados Unidos con la victoria. Nunca había estado en México, sería malo regresar con una derrota. Tenemos que ser fuertes”, explicó el elemento gabacho.
A su vez, el head coach del equipo gringo, Terry Sullivan, manifestó que la clave está en ser más fuertes y más rápidos que la escuadra tricolor, por lo que confían en llevarse el triunfo durante el juego del sábado, para el que los boletos ya están a la venta a un costo de 70 pesos.
Desde el otro frente, Marco Zúñiga, ala defensiva nacional y nuevo capitán de Pumas CU, reconoció que algunos linieros ofensivos foráneos son más grandes y rápidos que los locales, pero los mexicanos cuentan con bastante fortaleza y carácter para llegar a la zona prometida.
“Nunca nos vencemos. Los estadounidenses confían en alguno de sus jugadores impacto, pero nosotros tenemos el carácter y la fuerza para poder vencerlos”, dijo Zúñiga.