El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que en su sexenio no habrá gasolinazos y que las tarifas de electricidad se mantendrán sin incrementos.
Anunció que se trabajará para mantener los costos de los energéticos estables, y darle paso a la competitividad con el mercado mundial. Al contemplarse para Pemex, la creación de una nueva refinería y la modernización de las actuales, que permitirá elevar la producción del petróleo crudo.
Fijó que a mitad de su administración, se registrará mayor estabilidad en los precios del petróleo, cuando en términos reales los costos se vean reducidos.
En el caso de la electricidad, López Obrador, anunció el plan para fortalecer a la CFE, la cual durante años, dijo, quedara abandonada en cuanto a infraestructura, lo que ha significado que quede pendiente la producción de energía limpia y a bajo costo.
El proyecto contempla la modernización de las plantas hidroeléctricas, que permitirá elevar la competitividad de la CFE y evitar que empresas internacionales se apoderen del proyecto, aprovechando la deficiencia y costos elevados en la producción de electricidad como actualmente sucede.
Por su parte, el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Barlett, señaló a ex presidentes y ex funcionarios públicos, como los responsables de desmantelar a la CFE y al sector energético, en los últimos años.