Mientras los taxistas aseguran que a partir de diciembre subirá el banderazo de 12. 50 a 15 pesos, además de que se establecerán tarifas fijas por zona, el titular de la Seguot, Armando Roque Cruz, sostuvo que no será así, de tal manera que “por el momento no se contempla aumento al transporte público, ni en esta modalidad, ni en cualquier otra”.
“Mientras no se avance en la renovación de unidades y se modernice el servicio, no se puede pensar en alzas a este servicio, ya que generaría irritación social; una cosa es lo que quieran los concesionarios y otra lo que decida el Consejo Consultivo del Transporte Público, con base en estudios de costo-beneficio, de acuerdo a las propuestas e incremento de insumos”.
Por tanto el banderazo seguirá igual, en 12.50 y los urbanos continuarán cobrando 7.50 pesos.
Asimismo, reconoció que alrededor del 15% de las unidades de transporte público están fuera de norma, al concluirse su vida útil marcada en la normatividad, razón por la cual se promueven programas de financiamiento para acelerar la renovación de unidades.
Sobre la preocupación de los taxistas, en el sentido de que tienen de plazo lo que resta del año para pintar los carros de blanco, porque ya no habrá taxis rojos, el funcionario aclaró que no hay tal presión, pero en la medida en que se vayan renovando, los vehículos tendrán que adquirirse de color blanco.
Comentó que el cambio de color no tiene mensaje político alguno, pues de hecho antes de ser rojos, eran blancos.
Finalmente, respecto a la nueva Ley de Movilidad que también normará a los Uber, dijo que la iniciativa ya está en la Secretaría de Gobierno para su análisis; la intención es sacar del Código Urbano de Ordenamiento Territorial para el Estado, todo lo relacionado con el transporte.
En su momento, la propuesta será enviada al Congreso para su votación.

¡Participa con tu opinión!