“No soy diva ni leyenda”

CDMX.-Que no la llamen diva ni leyenda viviente porque Verónica Castro no es nada de eso.
“Soy una mujer normal y feliz, como cualquier otra, con muchos defectos”, dijo ayer, en entrevista.
Además, porque colocarse en el gusto del público por más de 50 años de carrera le ha costado mucho.
“Ha sido mucho trabajo y me ha costado, nada ha sido gratis, pero creo que ha valido la pena porque está la gente y el público”, agregó.
Aunque tampoco se confía, sabe que su regreso a la televisión, en 2018 y con la serie La Casa de las Flores, que realizó con Manolo Caro para Netflix, es una gran prueba.
“Espero que a la gente le guste mucho, que la reciban bien y a ver si le funciono al público porque son los que finalmente pagan, compran, ven o apagan.
“Trabajamos muy a gusto, muy intenso. Estuvo bastante pesado al final, ya estamos todos como muy cansados, pero fue algo que valió la pena, algo muy distinto, que nunca había hecho y que también fue de aprender”, dijo.
Admitió que le han hecho más ofertas en cine y TV, pero, aparentemente, no es una actriz fácil de convencer, y más, por su veto en Televisa.
“Así como a cualquier televisora, no (me iría); a donde hagan una cosita bonita, que a la gente le guste y que estén contentas las personas”.
La actriz no quiso hablar de la separación de su hijo Cristian Castro ni de si está apoyando económicamente a su ex pareja Manuel “El Loco” Valdés ahora que atraviesa problemas de salud, pero ha estado informada de su evolución.
Verónica recibió ayer el Premio Italia México, que por primera vez se entregó a personalidades de la cultura de ambos países, pues en los 80 Los Ricos También Lloran tuvo gran éxito en el país europeo. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!