Aline Corpus 
Agencia Reforma

Tijuana, México.- El Alcalde de Tijuana, Baja California, indicó el pasado 16 de noviembre que hará una consulta para ver si los tijuanenses desean recibir más migrantes y, luego de esto, las respuestas por parte de los centroamericanos no tardaron en llegar.

“No somos asesinos”, repitió Mónica Ramírez, una joven madre de cuatro pequeños, a quien recién le mataron a su hermano y mostró la foto de su familiar como prueba para pedirle al Alcalde que reconsidere su postura.

“Tuve que dejar a mis tres hijos en Honduras también y traerme a mi hija mayor. No vinimos porque quisimos, vinimos por amenazas de muerte, aquí está mi primera prueba, mi hermano fue asesinado ayer”, mencionó en conferencia junto a organizaciones de la sociedad civil que apoyan a los migrantes.

“Y no es una mentira, dejé a mis hijos con mis padres, son de la tercera edad, (fue asesinado) por personas que no tienen escrúpulos y le digo al Presidente de Tijuana (Juan Manuel Gastélum) no somos asesinos, no somos personas que venimos porque queremos, sino porque queremos algo diferente para nuestros hijos”, añadió.

La mujer explicó que sólo quieren tener una familia, un techo.

“Sólo quisiera regresar a mi país y decirle a mi hijo ‘aquí estoy’. Dejé a mi hija de dos años, el domingo los cumplió, mi hijo de 7 y mi otro hijo de 10, soy una madre soltera. Mi papá no me enseñó a robar, pero sí a defenderme”, comentó Mónica.

“Pedimos disculpas y un agradecimiento a todo el pueblo mexicano porque nos han apoyado, con comida, techo y seguridad y para nosotros ha sido un orgullo estar en su pueblo, porque son muchos más los buenos que los malos”, refirió.

Urgen a CNDH intervenir por migrantes
Andrea Rincón, de Ángeles de la Frontera, leyó un documento en el que se indica a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos que intervengan luego de las declaraciones del Alcalde Juan Manuel Gastélum.

“Las organizaciones firmantes expresamos nuestro rechazo a las declaraciones del Presidente municipal contra la caravana migrante y exigimos que se retracte, así como que decline de la consulta ciudadana a todas luces para legitimar la represión y el abuso a los migrantes”, estableció.

“No querer migrantes es no querer a la ciudad misma. Las declaraciones que hacen el Presidente Donald Trump y el Alcalde de Tijuana y replicadas por medios de comunicación amarillistas generan entre la población odio, racismo y xenofobia contra un grupo altamente vulnerable”, añadió Rincón.

Las organizaciones que firmaron la petición son Asamblea Popular de Tijuana, Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Ángeles de la Frontera, Organización del Pueblo y los Trabajadores, Profesores Democráticos de la Universidad de Guadalajara, Red de Pastores de Los Ángeles, y Frente Popular Revolucionario.