En el Hospital de Especialidades de Occidente de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, murió el miércoles el empleado de una empresa de gas que resultó seriamente quemado, después de registrarse un “flamazo” mientras estaba abasteciendo de gas un negocio de comida ubicado en la calle Nieto y casi cruce con la avenida Convención Poniente, en la colonia San Marcos.
Quien no logró sobrevivir a las quemaduras que sufrió en el 50 por ciento de la superficie corporal, principalmente en las vías respiratorias aéreas, fue el empleado Marco Antonio “N”, quien contaba con 36 años y vivió en el fraccionamiento Villa Alta.
Los trágicos hechos se registraron el sábado 9 de septiembre, a las 16:30 horas, frente a un negocio de comida ubicado en la calle Nieto y casi esquina con la avenida Convención Poniente, en la colonia San Marcos.
La víctima llegó a abastecer un tanque estacionario con un camión tipo cisterna de la empresa Sonigas, marca Dodge Ram, color blanco, con número económico 02 y placas de circulación de Guanajuato.
Cuando ya se disponía a retirarse, al momento de bajar de la azotea por una escalera de aluminio, la “pistola” de la manguera golpeó accidentalmente contra el suelo, lo que provocó que se originara un “chispazo” y luego vino un “flamazo” que alcanzó a Marco Antonio.
Debido a la gravedad de las lesiones del gasero, el martes 12 de septiembre el empleado fue trasladado en el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal a la ciudad de Guadalajara, Jalisco, donde finalmente falleció el día de ayer.

¡Participa con tu opinión!