Al informar que cincuenta y cuatro teachers han reconsiderado posición y firmaron el contrato de trabajo que ofrece la SEP y otros 242 se mantienen en la demanda laboral, el director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Perezchica ratificó su compromiso con los profesores de Inglés de Preescolar, Primaria y Secundaria, lamentablemente persiste un tema legal que no se sabe cuándo se resolverá.
“Yo no lucho con ellos, estoy con ellos y cerca de ellos. Son hijos de amigos y amigas. Pero existe un tema legal, porque ellos tienen plazas estatales y no existe recurso estatal. Sin embargo, el dinero federal se encuentra disponible dentro de las reglas del Programa Nacional de Inglés para pagarles de inmediato todos los meses ya laborados”, sostuvo.
Agregó que se comprende la existencia de esa plaza estatal, pero el tribunal laboral es quien determinará si es o no legal. Explicó que el actual gobierno del estado observa inconsistencias en la manera en que fue otorgada, ya que si es docente no se tomó en cuenta al Servicio Profesional Docente y si es administrativo no se consideró la tramitación que debió haberse realizado.
“Sin duda que me preocupan los meses transcurridos en los que no se ha pagado a los ‘teachers’ por la labor educativa desempeñada”, externó el funcionario, quien agregó que esta situación forma parte de los tiempos de la justicia laboral. “El IEA ya quisiera tener un fallo sobre este caso para que cada una de las partes involucradas tome las acciones pertinentes, de acuerdo a la ley”.
Mientras tanto dijo que continúa recorriendo las escuelas para acercarse a los ‘teachers’, sean hombres o mujeres, ya que esta problemática no es una cuestión personal, sino institucional, y el director del IEA es responsable jurídicamente de cuidar los recursos públicos del estado de Aguascalientes, “porque si no lo hago me aplicarán la normatividad competente, de acuerdo a la nueva ley de coordinación fiscal”.
Por ahora lo que se adeuda asciende a 57 millones de pesos a los maestros de Inglés. Si la autoridad educativa accediera y reconociera la plaza estatal, entonces otros 200 ‘teachers’ vendrían a reclamar la misma prestación, lo cual espanta a este organismo, porque deben cuidarse los recursos públicos, sostuvo.
A partir de las demandas laborales, un grupo superior a cincuenta maestros de Inglés han reconsiderado su postura y aceptaron las reglas del programa Nacional de Ingles, a quienes ya se les pagó lo que se les debía. Entonces todavía faltan unos 240 ‘teachers’ pendientes y dentro del juicio laboral, puntualizó.