No se siente celebridad

MONTERREY, N.L.- En sus días de gloria como cantante, Carlos Mata llegó a compartir escenario hasta con Whitney Houston, hizo gira incluso por España, sin embargo, nunca se sintió una «celebrity».
Las únicas estrellas que conoce el venezolano, dijo, son las que están en el cielo y no las que se dedican al entretenimiento.
El galán de los melodramas Cristal y La Dama de Rosa, está en México grabando su primera telenovela Soltero con Hijas, producida por Juan Osorio.
«Uno tiene que estar agradecido de trabajar en lo que amamos. Esa arrogancia del ‘celebrity’ siempre ha sobrado en mi vida; yo nunca lo he entendido», comentó el actor de 67 años que en la historia protagonizada por Vanessa Guzmán y Gabriel Soto interpreta al Capitán Efraín Robles.
«La persona de éxito es la primera que debe de ser humilde y agradecida hasta con la última viejita que está en la esquina pidiéndote un autógrafo».
Será cuando concluya su trabajo en la telenovela que retome una gira de conciertos que está preparando.
«Mi espectáculo se trata de la anti-estrella. Yo he cantado enfrente de hasta 80 mil personas y siempre decía ‘Dios mío, no permitas que yo me crea este cuento'», expresó el intérprete del tema «Que Por Qué Te Quiero».
«A mí me parece falta de inteligencia. Yo he compartido escenario con Whitney Houston y un montón de gente y tú te das cuenta que la grandeza está en que mientras más grande eres, más sencillo, menos exigente en tonterías».
El actor renunció en 1996 a la música y la actuación para salvar su matrimonio.
Fueron sus hijos los que lo animaron a regresar a los escenarios. Algunos de sus proyectos fueron El Señor de los Cielos y Una Maid en Manhattan. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)