Lorena Corpus
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Ene .- En sus más de 30 años en la música, Pepe Aguilar es un cantante que no se ha quedado con antojo de nada.
El hijo del fallecido Antonio Aguilar y Flor Silvestre, quien se dio a conocer precisamente en los conciertos de su papá siendo un niño, tiene un pasado rockero, y no lo esconde.
Y es que si de géneros se trata, le gusta probar de todo, como sucedió en su disco No lo Había Dicho, y en su anterior gira con la que realizó alrededor de 100 conciertos y que cerró precisamente en Monterrey en diciembre pasado.
“No me quedo con ganas de nada y mi discografía lo puede mostrar claramente”, declaró Pepe.
“De hecho, mi más reciente disco, No lo Había Dicho, me permitió hacer una incursión a otros géneros, quizá no tan tradicionales, desde cumbia, vallenato, rock, banda y obviamente mi mariachi, claro”.
El cantante de 48 años consideró que en la vida es importante hacer lo que uno realmente siente o lo hace vibrar.
“Yo he tratado de ser congruente con mi pensamiento y sentir. No me gustaría que cuando muera me recordaran por un género, sino como un artista que fue auténtico e incursionó en diferentes sonidos y ritmos”, agregó.
Pero debe aclarar, dijo, que siente más pasión por uno de los sonidos que maneja.
“Aunque también he de confesar que mi corazón está partido en diferentes géneros musicales, el porcentaje mayor lo tiene la música mexicana, específicamente el mariachi y la banda”.
El año pasado, el zacatecano participó como juez en el programa La Apuesta, con Televisa, en el que estuvo al lado de Paulina Rubio y David Bisbal.
” Desde hace tiempo tenía mis reservas de participar en uno de estos programas, pero me gustó el proyecto, la producción y el elemento artístico. Quería ver qué se sentía estar en una cosa de ésas”, agregó.
Al ser cuestionado si existe el interés de hacer una gira con un espectáculo ecuestre, aseguró que sí, pero aún no está definida la fecha.
“Creo que en su momento se tendrá que dar. No en un futuro inmediato porque hay que planearlo bien. Hay que tener muy claro el compromiso que existe con ese concepto de los caballos, entonces sí lo vamos a hacer, pero más adelante”.
Señaló que su hijo Leonardo heredó la pasión por montar y cantar a caballo como su abuelo.
“No lo ha desarrollado del todo porque ha estado más en los escenarios, pero creo que en el momento en el que se decida la situación, será una de sus cualidades más importantes”, declaró.
En este año Pepe estrenará un show con el que girará por México y Estados Unidos.