A razón de 5 a 6 quejas diarias por parte de la ciudadanía recibe la Dirección de Reglamentos municipales en contra de restaurantes que se mantienen abiertos, cuyos reportes son atendidos de inmediato para notificarles que únicamente pueden comercializar en la modalidad de llevar a casa.
Al rspecto, el director de la dependencia, David Ángeles Castañeda, informó que más del 90% de los giros reglamentados se encuentran cerrados y calculó que aproximadamente 20 negocios se mantienen prestando servicios de alimentos para consumir en casa.
“Hasta el momento no se ha sancionado a ningún establecimiento, existe flexibilidad por parte de la autoridad municipal, porque son tiempos de consciencia y responsabilidad por parte de todos los sectores de la población”.
Reconoció que se han encontrado algunos negocios que venden en su mismo local y se les ha recomendado cerrar o limitarse a la venta a domicilio. Algunos han hecho caso y otros no, la Dirección de Reglamentos no puede intervenir cuando se trata de licencias generales, ahí deberán entrar las áreas de Salud Pública Municipal o del ISSEA.
“La facultad de la Dirección de Reglamentos se encuentra en los giros que comercializan bebidas embriagantes como antros, bares, centros nocturnos y restaurantes, los cuales están cerrados, excepto el último giro, con el cual existe tolerancia para estar abiertos con comida para llevar”, concluyó.