Ante las crecientes voces de los líderes de agrupaciones taxistas y urbaneros en el sentido de que a partir de enero incrementarán las tarifas del servicio, el secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial, Armando Roque Cruz, reiteró que no se contempla ni se discute ajuste alguno.

Hizo hincapié en que no hay pláticas, ni está sobre la mesa de negociación un incremento a la tarifa de transporte público.

“Las áreas responsables de regulación y supervisión de este servicio, mantienen una comunicación permanente con los concesionarios; sin embargo, el tema de un incremento no está en este momento en discusión, por lo que no se contempla una mayor tarifa del servicio al iniciar el próximo año”.

Explicó que antes de dialogar o contemplar un aumento en el precio del servicio, deberá concretarse la transformación del servicio a través del nuevo sistema de transporte público, y en el corto plazo, la modernización paulatina de las unidades, la mejoría de la atención de usuarios y el cumplimiento de los trayectos de principio a fin que marcan sus rutas.

“Una cosa es lo que pretendan los concesionarios y otra lo que determine el Consejo Consultivo del Transporte Público; primero debe haber una petición formal con argumentos y de su análisis se toma la decisión, pero por lo pronto, no hay intenciones de elevar las tarifas”.

Pidió a los usuarios no hacer caso de rumores, pues no es verdad que en enero se modificarán las tarifas.

Insistió en que por ahora, las condiciones no están dadas para elevar el costo del servicio, por lo que todo comentario en ese sentido, son especulaciones.

Y es que primero, se hizo correr la voz de que en diciembre aumentaría el banderazo en el servicio de taxis, y ahora se maneja que en enero se elevarán las tarifas de las dos modalidades.