Citlalli Medina
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Joselito Adame quiere volver a salir por la Puerta Grande de la Nuevo Progreso.
El aguascalentense alternará con Juan José Padilla y Sebastián Castella, para lidiar un encierro de San Miguel de Mimiahuapam en la última corrida de la Temporada Grande.
“Nos jugamos la vida todas las tardes y estamos expuestos, en mi próximo compromiso en Guadalajara, que lo afronto con mucha ilusión y entereza, lo que quiero y lo que deseo es que pueda hacer nuevamente disfrutar a la afición y dar una gran tarde de toros”, contó Adame.
Joselito es el único matador de pie en los últimos 20 años en cortar cuatro orejas en una tarde en la Nuevo Progreso, en la feria de febrero en un mano a mano con Julián López “El Juli”.
“Nunca he sido una persona conformista, al contrario: me gusta ponerme retos cada vez más grandes. Al final, nosotros los toreros y artistas nos nutrimos de los aplausos, del cariño, del respeto del día y eso es lo que nos mantiene vivos”, comentó.
El mayor de la dinastía Adame considera que ha evolucionado artísticamente, al pulir día a día las formas de interpretar su tauromaquia.
“He intentado perfeccionar en todas las suertes de capote, muleta y espada. Siempre quiero dar a mi toreo un matiz diferente para que el aficionado no vea normalmente lo mismo, me gusta que se lleven un recuerdo especial.
“Con la espada, al volapié lo tenía bastante hecho, después me atreví a hacer la suerte de matar recibiendo, también al encuentro, he matado también sin muleta, y he podido darle algo al aficionado que se lo lleve para toda su vida”, expresó.
El último festejo, además, marcará la despedida del torero español Juan José Padilla, galardonado recientemente con el Premio Nacional de Tauromaquia 2018, que otorga el Ministerio de Cultura y Deporte de España.

ASÍ LO DIJO
“Sí me siento querido y valorado, siempre queremos más, pero eso al final lo va dando la gente según la capacidad que vayas teniendo y mostrando. Yo lo que espero es tener el reconocimiento que siempre he querido, porque sí me siento reconocido, pero todavía quiero más”.
Joselito Adame, Torero