“Por acción u omisión, todos los militantes del PAN somos responsables de la situación que atraviesa el partido”, consideró el senador aguascalentense Fernando Herrera Ávila.
Precisó que la circunstancia que vive Acción Nacional no tiene su origen en el reciente proceso electoral, sino “cuando entregamos la Presidencia de la República en 2012”.
En entrevista previa al inicio de la sesión ordinaria del Consejo Nacional, el líder de los senadores panistas expuso que hacer señalamientos de culpables no contribuye en nada.
“No hay quién tenga la concesión de ser la voz crítica sin que tenga alguna responsabilidad. Todos los militantes hemos contribuido tanto a los éxitos del partido como a la actual situación, que no es deseable”.
Estimó que es preciso hablar de manera genérica sobre las razones que llevaron a los resultados adversos el 1 de julio pero, aclaró, no se trata de un asunto de personas; “el resultado debe asumirlo la institución como tal si queremos que el PAN se fortalezca”.
En opinión de Herrera Ávila el espíritu que debe prevalecer en la reunión del Consejo Nacional es y debe ser el de sumar, de perdonar aquellos distanciamientos que se dieron para que sus conductas se subordinen al interés general del partido.
Asimismo, destacó la necesidad de hacer un ejercicio crítico, una catarsis, de donde surja un acuerdo para colocar al PAN en una posición competitiva de cara a los nuevos retos que enfrentará; una reflexión seria y objetiva servirá para que Acción Nacional salga fortalecido.
“Es deseable que en un marco de civilidad, con pasión pero sobre todo con propuestas vayamos juntos a la consolidación del partido como la primera fuerza de oposición constructiva, responsable y firme”.
Cabe señalar que este fin de semana los integrantes del Consejo Nacional analizarán el pasado proceso electoral, revisarán la situación política actual en México y del partido, y darán inicio a la etapa de renovación de la dirigencia nacional.