Frente a la decisión del Gobierno Federal electo de no aumentar el IVA y el ISR, y aunque el senador de la República por Aguascalientes presentó una iniciativa para reducir los impuestos por concepto de gasolina, sencillamente el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) se mantendrá por ser la principal fuente de ingresos de la siguiente administración federal, aseveró el director del CIDE, Alberto Aldape Barrios.

El titular del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial precisó que hoy en día, el 60% de la gasolina que se consume en México es importada, y si el peso mexicano se desliza en su valor ante el dólar, sencillamente se encarece de modo natural y si el IEPS se mantiene, el resultado será el encarecimiento de este combustible.

Sin embargo, señaló que los consumidores tienen el poder de controlar el alza de las gasolinas, y para ello se necesita que se informen de cuáles son las estaciones de servicio que ofrecen los mejores precios por litro e ir a consumir en ellas, dejando de lado aquéllas que lo suben en 10, 15 o 25 centavos más.

“De esta manera se va a generar competencia entre las gasolineras, a favor del consumidor. Los conductores de vehículos deben cambiar sus hábitos de consumo y no cargar en la gasolinera que le queda de paso, sin revisar los precios, sino ocuparse de quién le ofrece mejores precios y que le otorga litros de a litro”.

En entrevista con El Heraldo, el director del CIDE señaló que si el precio del crudo aumenta, invariablemente suben los costos de la refinación. Y si el tipo de cambio se incrementa, entonces se cuenta con dos factores que harán crecer el precio final de las diversas gasolinas.

Aldape Barrios señaló que el precio de la gasolina se encuentra en un verdadero mercado de oferta y demanda. El IEPS de la gasolina es uno de los principales ingresos que tiene el Gobierno Federal, así como las participaciones que se entregan a cada uno de los estados, por lo que las finanzas públicas dependen mucho de este impuesto.

“Además, el 60% de la gasolina que se consume en México es importada y para los programas que se anuncian de construcción, ampliación y modernización de refinerías, sencillamente se requieren recursos, y si el compromiso es no aumentar impuestos en ISR ni del IVA, sino que por el contrario en algunos estados fronterizos del norte disminuirán, entonces la forma de compensar esos impuestos es el IEPS”, concluyó.