Crece la preocupación en el sector obrero ante la ausencia de una política económica sólida y el poco apoyo a las empresas, situación que se refleja en la reducción del empleo, señaló el líder de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), José Alfredo González.

Han pasado ocho meses y medio de la administración federal y lo único que se observa son efectos superficiales, que se esconden con el cobro de facturas al gobierno anterior y de acusaciones a quienes no están de acuerdo con la forma como se conduce el país.

La inversión gubernamental prevista para el año próximo está lejos de ser la que supere la atonía en que está sumida le economía y menos podrá lograrse con la disminución de los programas de obras y servicios que tienen previsto los gobiernos estatales y municipales.

El máximo dirigente de los obreros en la entidad dijo que de manera particular se ha frenado a lo largo del año el programa de obra pública que había considerado, además, por la información que hay del Presupuesto de Egresos de la Federación, para 2020 seguirá la misma tónica, lo que afecta no sólo a los constructores sino a más de 40 ramas del comercio y la industria y decae sensiblemente el trabajo en la obra, que significan miles de empleos.

Las acciones que lleva a cabo la administración lópezobradorista no seduce, detalló el cetemista, pese a su insistencia que ya no hay los altos salarios en los funcionarios, o que él viaje en vuelos comerciales luego de que prescindió del avión presidencia y que hay una lucha en contra de la corrupción, porque esto no tiene efectos directos que favorezca a los mexicanos.

Aguascalientes ha logrado mantener a flote las acciones aún cuando han decaído los fondos federales, gracias a la disciplina financiera que el gobierno estatal y los ayuntamientos traían desde el sexenio pasado, pero hay temor que el año venidero las condiciones se deterioren, como efecto de la inacción gubernamental y las condiciones que prevalezcan a nivel internacional, en donde se observan barruntos de inestabilidad financiera.

José Alfredo González apuntó que la cuestión no puede quedar sujeta sólo a entregar apoyos a la gente, sino hay que trabajar para generar las condiciones necesarias que permitan a la inversión productiva y acelere los beneficios permanentes. La sociedad espera que se tomen las medidas que mejor convengan a la nación y una de ellas es impulsar la ocupación en todos sus niveles.

Hay preocupación, dijo, por las políticas anunciadas en el Infonavit, que propone préstamos hipotecarios a medio mundo, cuando es una institución creada y sostenida por los trabajadores, donde hay un número elevado que están a la espera de ser favorecidos con un crédito.

Hizo hincapié que en la filial cetemista esperan un cambio de rumbo económico que vaya más de acuerdo con la realidad nacional y sin dejar de mirar el entorno internacional, para que a corto y mediano plazo se pueda tener la seguridad de que hay un ambiente de crecimiento que se refleje en el bolsillo de la población en general.

LA CALLE ¿DE TODOS?

Desde los primeros años de vida se le enseña al niño o la niña que la calle es un espacio público, por la que puede caminar o correr puesto que nadie es propietario de ella, pero en la práctica los distintos niveles de gobierno se apropian de estos espacios, rentándolos o para darles un uso de acuerdo a su interés.

En pleno corazón histórico de Aguascalientes se alquilan áreas para el comercio semifijo, que de tanto estar en el mismo lugar adquieren derechos que los hace inamovibles, también periódicamente se renta porciones de pavimento o banqueta para la instalación de tianguis oficiales.

Dentro de toda esta gama de negocios hay uno que es sumamente redituable, que es el de los parquímetros, porque es más fácil dejar el vehículo en la vía pública por unos minutos que llevarlo a un estacionamiento y para que deje mayor provecho basta con tener una brocha y pintura amarilla para prohibir el parqueo en tantas aceras como sea posible.

En cumplimiento de lo anterior la Secretaría de Desarrollo Urbano del Municipio de Aguascalientes tiene localizados tres mil espacios en calles del primer cuadro para la instalación de parquímetros, anunció el titular de esta dependencia, Jaime Gallo Camacho.

Lo anterior es un adelanto ominoso para los automovilistas que las calles que hoy utilizan para dejar el vehículo tendrán que pagar, ya que encontrarán líneas amarillas por todos lados y si lo dejan en una de éstas se exponen a una infracción por los policías viales, que por “órdenes superiores” se dedican a entregar la boleta a todo aquel que se atrevió a estacionarse en lugar prohibido.

Aunque el compromiso de la comuna es no tener nuevos impuestos ni aumentar los vigentes, se busca la manera a allegarse recursos de otra forma y esta es una de ellas, ya que no se puede catalogar como un gravamen sino de un acto reglamentario por el uso de espacios públicos, pero que en términos prácticos es una forma de sacarles dinero a los ciudadanos.

El titular de Desarrollo Urbano aseguró que antes de proceder se dialogará con los vecinos, porque en su mayoría no tienen cochera en sus casas “y ocupan la calle como estacionamiento”, lo que hace prever que el propósito de encamina a que paguen renta al municipio o dejen su vehículo en algún aparcamiento público.

En el mismo sentido va con los dueños y empleados de establecimientos comerciales, que ya no podrán dejar sus unidades por tiempo indefinido, porque según Gallo Camacho “son lugares que deben ocupar los clientes u otros ciudadanos”.

En cuanto a lo que se recaude por los nuevos parquímetros el ofrecimiento es el mismo de siempre: “La finalidad es que el recurso que se recaude sirva para el mantenimiento y mejoramiento de la infraestructura pública en los barrios tradicionales y en el centro de la ciudad”.

La consecuencia de este propósito será acabar con la vida comercial en donde se coloquen los parquímetros y el mejor ejemplo está en la avenida Adolfo López Mateos, que en el trienio 2004-2007 prohibieron el estacionamiento para hacerla una vía rápida y al mismo tiempo colocaron esos aparatos en varios tramos. El resultado es que de ser una de las principales arterias comerciales es hoy sólo un espejismo, con un número importante de locales desocupados y otros que duran tres o cuatro meses abiertos y cierran ante la falta de clientela.

En teoría la calle es de todos, como se enseña en la infancia, pero en la práctica es un derecho sujeto a las ocurrencias de los funcionarios públicos, que buscan acarrear agua a su molino y quedar bien con quien los contrató.

ALZHEIMER

Grupos de la sociedad han sabido responder a la importancia de organizarse para encontrar soluciones a los problemas que aquejan a cierto núcleo de habitantes y sin duda alguna todos merecen el reconocimiento colectivo, ya que sin su esfuerzo, dedicación y sacrificio no sería posible que muchas personas recibieran la atención profesional que corresponde. Es el caso de la Fundación Familiares de Alzheimer Aguascalientes, que a tres años de distancia finalmente ven muy cerca de concretar sus tesones con la Casa de Día, en donde se podrá atender a los pacientes con terapias que podrán ayudarles a salir adelante. La presidenta de la Fundación, Berta Dora Quezada Sánchez, explicó que ese sueño hecho realidad es posible gracias al apoyo del gobierno del estado, que mediante la Secretaría de Desarrollo Social entregó 220 mil pesos y que se sumó a lo recaudado con la Ópera Carmen y un ahorro que tenían, lográndose reunir 400 mil pesos, con lo que se pudo adquirir el material de construcción y que la obra quede concluida a finales de este año. Se podrá atender un promedio de 30 pacientes en cada una de las cuatro aulas y de acuerdo a las etapas previstas. Será un arranque con un grupo de voluntarios, entre geriatras, psicólogos, neurocirujanos, cuidadores y enfermeras. Una obra titánica que bien merece el máximo apoyo de las autoridades y de la población en general.