Pasan las jornadas y las Centellas de Necaxa no encuentran la manera de hacer pesar el Estadio Victoria continuando con los malos resultados jugando en Aguascalientes. Cuando parecía que el equipo podría despegar de manera importante, las dudas han vuelto tras varios encuentros con un nivel regular en los que los errores infantiles o de concentración han vuelto costándole puntos valiosos al cuadro de Fabiola Vargas. Las Centellas abrieron la jornada ocho del Clausura 2020 recibiendo a Tijuana que supo aprovechar sus oportunidades para conseguir un gran resultado fuera de casa.
Necaxa comenzó fuerte con una gran chilena de Dulce Alvarado que, aunque fue espectacular terminó en las manos de la arquera Itzel González, esta fue la única llegada clara en los primeros instantes del juego. Las fronterizas apretaron logrando tener mayor posesión de la pelota para comenzar a generar futbol, el primer acercamiento fue por parte de Nicole Cuéllar que entró por la derecha del área mandando disparo a primer poste que Doris Meza alcanzó a rechazar. Al 28′ llegó la más clara para Tijuana en un tiro centro de Esmeralda Verdugo que impactó el travesaño, en el rebote Nicole Cuéllar tuvo la pelota en el área chica, pero Doris Meza salió valientemente para tapar el remate con el cuerpo terminando con la opción visitante. Con esta llegada culminaron los primeros 45 minutos que se fueron sin muchas emociones en los arcos.
Iniciando la segunda mitad se repitió el problema de toda la campaña para Centellas en una jugada donde Nicole Cuéllar se fue sola mano a mano ante el arco de Necaxa, afortunadamente Doris Meza de nueva cuenta apareció con gran salvada. Centellas tuvo la oportunidad más clara al 50′ con un desborde por parte de Saira López desde la pradera derecha mandando diagonal retrasada que Libeth Castro remató cruzado, pasando apenas rasurando el palo izquierdo y ahogando el grito de gol de las de casa. Cuando al partido no le pasaba mucho llegó una pelota parada para Tijuana desde tres cuartos de cancha, el balón terminó en la cabeza de Alondra Camargo que aprovechó la mala marca de Centellas para poner adelante a las visitantes.
Apenas se estaban acomodando los equipos tras el gol cuando una pelota larga parecía estar controlada por la zaga necaxista, pero Lucía Muñoz y Dariana Rubio chocaron dejándole la pelota a Iris Aguiar que no desaprovechó anotando el segundo para Tijuana con un gran remate de zurda que prácticamente definió el partido. En los últimos minutos Centellas tuvo un par de aproximaciones con Dulce Alvarado intentando hacer daño además de un disparo lejano de Fanny Grano sin conseguir acortar distancias; una vez más Centellas se quedan sin sumar en casa demostrando que cuando juegan en Aguascalientes les cuesta demasiado conseguir buenos resultados.