Cambiarán formato de debates en campañas políticas, reveló el delegado estatal del Instituto Nacional Electoral, Ignacio Ruelas Olvera, al referir que el Consejo General está estudiando nuevos modelos que puedan aplicarse para el intercambio de ideas.

La visión es que el debate entre candidatos en campaña deje de ser un “reality show” y se privilegie un espacio donde sea posible pronunciarse en cuanto a lo que se busca, lo que se ofrece y las soluciones que posibiliten las metas, agregó.

Consideró que la historia de los debates en México nos ha dejado como lección que los candidatos asisten, pero no para argumentar un programa de gobierno, sino a evidenciar al que es más débil.

En entrevista, sostuvo que lamentablemente lo que los mexicanos recuerdan de los últimos debates es quién tuvo un desliz, quien volteó a ver lo que no debía, cual registró un resbalón y eso es para el anecdotario, no para tomar decisiones importantes sobre la vida del país.

Ruelas Olvera estimó que, si bien los debates son estructuras normadas, no dejan de ser un espectáculo político y lo que el INE a través de su Consejo General pretende es evolucionar el formato y darle un mayor nivel.

El verdadero debate, dijo, es el de la vida cotidiana, todo por lo que se pronuncian los actores, el que está en los medios, en las redes, en la conversación del hogar, la cantina, el transporte público y en lo cotidiano, sin embargo, es importante ese espacio de interacción que es al que el INE pretende darle un nuevo formato.

En ese contexto, el delegado estatal del INE indicó que en esa evolución de figuras ve inherente la demanda social y los partidos políticos no se escapan, pues si bien hay expresa desconfianza y descontento con ellos, la ciudadanía no quiere que desaparezcan.

“El pueblo lo que está exigiendo es que cambien, que dejen de lado los eslóganes sin sentido en las campañas y que los sustituyan por programas de gobierno, que ejerciten el debate y que generen una institución intangible que se llama confianza”.