CDMX.- Katy Perry no quiere a otras mujeres cerca de su novio Orlando Bloom.
La cantante pagó 50 mil dólares en una subasta benéfica que ofrecía al actor para dar un paseo en motocicleta con la ganadora de la puja.
“Lo estarían abrazando de una manera que no me gusta lo más mínimo. Tendrían la oportunidad de tocarle los pectorales y los abdominales, y sé que son gloriosos”, aseguró la estrella del pop para animar a todos los presentes a pujar.
En un principio, una chica de nombre Laura ofreció 20 mil dólares, pero Perry sacó la cartera para recaudar fondos para la reconstrucción de California tras los incendios. (Staff/Agencia Reforma)