Un comerciante que sufría de depresión, se suicidó el lunes por la mañana en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Villa Teresa.
Horas más tarde, un hermano suyo lo encontró ahorcado en el patio trasero de la casa.
Los trágicos hechos quedaron al descubierto el lunes aproximadamente a las 16.00 horas, en un domicilio ubicado en la calle Legionarios, en el fraccionamiento Villa Teresa.
El suicida fue un comerciante identificado como José Iván, de 34 años, quien tenía un negocio de venta de cereales y semillas en el Centro Comercial Agropecuario.
Un reporte al Servicio de Emergencias 911, indicaba que en la dirección arriba señalada se había registrado el suicidio de una persona del sexo masculino.
De inmediato acudieron policías preventivos y policías estatales, así como la ambulancia UE-58 de la Coordinación de Protección Civil Municipal.
Los paramédicos encontraron en el patio trasero de la vivienda, el cadáver del comerciante quien se había ahorcado con una piola que amarró a la estructura metálica de una ventana.
Al confirmarse la muerte de esta persona, se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado, a fin de que se realizaran las diligencias correspondientes.
Se estableció que por la mañana del lunes, los familiares de José Iván lo vieron todavía con vida, incluso pensaron que ya se iba a trabajar al Centro Comercial Agropecuario, por lo que no le dieron mayor importancia.
Sin embargo, poco antes de las 4:00 de la tarde, cuando uno de los hermanos llegó al domicilio procedente de su trabajo, lo encontró ahorcado en el patio trasero de la casa.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales, acudieron a la escena del suicidio para tomar conocimiento de los hechos y hacer el traslado del cadáver del comerciante al Semefo.