Un hombre a quien en los últimos días sus familiares notaron muy deprimido y callado, fue encontrado muerto la tarde del viernes, en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Los Naranjos.
Esta persona se ahorcó con un cable en color negro, que amarró de uno de sus extremos a un clavo que se encontraba en la pared del patio trasero de la casa.
Desde que uno de sus hijos se suicidó en el año 2017, esta persona cayó en fuerte depresión, ya que no pudo superar la muerte de su vástago, por lo que se presume que esta fue la causa principal que lo orilló a quitarse la vida.
El suicida fue identificado como Raúl, de 47 años.
Fue alrededor de las 14:08 horas del viernes, cuando se reportó al C-4 Municipal que en un domicilio ubicado en la calle Puente de Calderón, en el fraccionamiento Los Naranjos, se había registrado un suicidio.
El reporte fue atendido inicialmente por policías preventivos de la unidad 0006-A1, además de paramédicos que llegaron en la ambulancia ECO-342 del ISSEA.
Lamentablemente, ya nada se pudo hacer por el señor Raúl, quien estaba tirado en el piso, después de que su esposa logró descolgarlo, en un desesperado intento por salvarle la vida.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar de la triste escena los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Criminal y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De acuerdo a la señora Martha, ella había tenido la necesidad de salir del domicilio durante el transcurso de la mañana, quedándose únicamente su esposo en el interior.
Es el caso que cuando regresó a las 14:00 horas e ingresó a la casa, descubrió a su esposo ahorcado con un cable, por lo que rápidamente lo descolgó y colocó en el suelo, para después llamar a los servicios de emergencia.

¡Participa con tu opinión!