El mexicano Leo Valadez no tuvo la oportunidad de triunfar durante su última actuación como novillero en la plaza de Las Ventas en Madrid.

Su primero fue un buen novillo pero se lastimó una pata durante la faena de muleta y tuvo que abreviar.

“Con su segundo el chaval estuvo muy dispuesto. El novillo fue complicado porque rebrincaba mucho pero ya está hecho para otras empresas”, contó Juanma Flores un aficionado taurino de Las Ventas desde hace 30 años.

El mexicano no anduvo fino con la espada y fue silenciado tras la faena a sus dos novillos. En su segundo oyó un aviso.

Así se despidió de Madrid como novillero pues será en Zaragoza cuando se haga matador de toros.

Sus alternantes fueron Jesús Enrique Colombo, quien salió al tercio en su segundo tras un aviso, y Carlos Ochoa, quien también salió al tercio en el sexto.

Mañana toca el turno de la figura mexicana Joselito Adame quien actuará por tercera ocasión en este año en Madrid. Guillermo Leal/Agencia Reforma.