Otro fuerte operativo fue el que se llevó a cabo el lunes por la mañana en el fraccionamiento Rancho Santa Mónica, después de que un delincuente se brincó la barda perimetral para perpetrar un robo.
Sin embargo, ante la rápida llegada de policías estatales, el sospechoso logró escapar hacia un terreno en despoblado sin haber consumado el atraco.
Fue una vecina de dicha zona habitacional la que reportó al 911, que momentos antes el vigilante había detectado a un sujeto desconocido que se había brincado la barda, aparentemente con la finalidad de cometer un robo en algún domicilio.
A la brevedad posible llegaron policías estatales y cuando el sospechoso observó las unidades policíacas, de inmediato escapó hacia una zona despoblada. Aunque los policías estatales peinaron el lugar durante varios minutos, no lograron localizarlo. Los mismos habitantes señalaron que no se logró concretar el robo.