El Consejo General del Instituto Estatal Electoral declaró inexistentes los supuestos actos de molestia realizados en campaña en contra de Israel Tagosam Salazar Imamura y que denunció el PRI, enderezando un procedimiento especial sancionador en contra de un observador electoral.
Al resolver este recurso, en el marco de la sesión ordinaria mensual efectuada ayer, se descartó toda intención del señalado por fiscalizar los materiales de propaganda electoral, vehículos ni mucho menos ofender al equipo del otrora candidato a diputado por el Distrito 14 local.
Esto, luego de analizar las pruebas técnicas presentadas por los quejosos, de tal manera que no se demostraron de manera fehaciente los hechos señalados ni que el acusado haya incurrido en alguna de las restricciones de los observadores electorales acreditados para el proceso local reciente.
En ese marco, el presidente del Consejo General, Luis Fernando Landeros Ortiz, destacó que este viernes concluyeron las actividades de quince de los dieciocho consejos distritales electorales del Estado, que tuvieron la responsabilidad de conducir los trabajos de la jornada.
Recordó que tan pronto se resuelvan de manera definitiva los medios de impugnación presentados en los tres distritos restantes, podrá darse por concluido en su totalidad el proceso 2018.
El reto inmediato será la organización del proceso para el próximo año, cuya planeación ya está en curso y que tendrá como elemento novedoso la posibilidad de reelección consecutiva o, en su caso, la renovación de las once alcaldías en el estado.
Asimismo, hizo referencia al proceso de sustitución de tres de los siete consejeros en funciones que cumplirán su periodo el próximo mes de septiembre y que representa un reto paralelo al cierre de esta elección y la programación de la siguiente.