Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras manifestaciones por parte de grupos feministas esta semana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las protestas no harán que renuncie a sus convicciones para moralizar al País.

«El otro día vinieron de un colectivo feminista, que nosotros respetamos mucho, pero su texto, su planteamiento en contra nuestra era que se oponían a la moralización que promovemos. Bueno, yo respeto su punto de vista pero no lo comparto», afirmó el Mandatario en su conferencia matutina en Palacio Nacional.

«Creo que hay que moralizar al País y que hay que purificar la vida pública, fortalecer los valores culturales, morales y espirituales (…), pero no porque vinieron a hacer una manifestación yo voy a renunciar a mis convicciones de siempre».

Asimismo, el Presidente señaló que su Gobierno ha trabajado mucho para lograr un cambio «en lo material y espiritual».

«Si tienen otra visión, respetamos esa visión, pero nosotros vamos a seguir insistiendo lo que creemos y no le hacemos daño a nadie, o sea, no vamos a reprimir», puntualizó.

Esta semana, colectivos feministas protestaron y realizaron pintas afuera de Palacio Nacional en manifestación contra la muerte de Fátima, la niña de siete años cuyo cuerpo fue localizado el fin de semana en Tláhuac, en la CDMX, así como la ola de feminicidios en el País.