Con el caso reabierto de corrupción haciendo todo el eco posible por el partido de la temporada 2010-2011 entre Zaragoza y Levante, Javier Aguirre se encuentra una vez más en el ojo del huracán por motivos que manchan su carrera en Europa.
Junto con él, se encuentran acusados 36 futbolistas, entre los cuales están jugadores de renombre como Ander Herrera y Gabi.
De manera categórica, el ex-timonel declaró: “Me sorprende que la publicación española diga que como tengo otro juicio abierto puedo ir a la cárcel, esto es falso y le digo a la gente que yo jamás he sido testigo de ningún otro caso, es así que mis abogados me dicen que esté tranquilo”.
Se encuentra ecuánime por el hecho de que se haya reabierto el caso, ya que tenía al menos cinco años de haberse cerrado, pero la juez Isabel Rodríguez dio la decisión a favor de la apelación para reabrir el caso.
“No me sorprende que se haya reabierto el caso, es entendible que no quedó satisfecha la Liga o la fiscal con la decisión del juez de archivar el caso en el que no se encontró nada y después de dos años se decidió cerrar el caso a falta de pruebas. Lo sorprendente es que le hayan dado curso a esta apelación y finalmente iremos a un juicio”.
A su vez, desechó la posibilidad de dejar de dirigir, y que está a la espera de mejores ofertas este verano. También calificó como una ‘barbaridad’ la posibilidad de eliminar el ascenso y descenso en el futbol mexicano.

¡Participa con tu opinión!