Ante las altas temperaturas, la presidenta de la Asociación Amigos Pro Animal, Ana Zavala, recomienda a los dueños de mascotas extremar precauciones para evitar sacarlos a pasear a las horas de más insolación para que no sufran quemaduras en los cojinetes de sus patas. Resaltó además la importancia de tenerlos bien hidratados y procurarles su estancia en ambientes frescos.

“Al principio no nos damos cuenta de estas quemaduras en sus patas, tenemos que poner mucha atención, si nuestros perros empiezan a levantar demasiado sus patitas quiere decir que no están soportando el calor del pavimento e inmediatamente hay que llevarlos al médico veterinario, para detener la quemadura”.

Ana Zavala apuntó que este tipo de lesiones son totalmente curables, sin embargo, implica que el animalito no podrá reincorporarse en unas semanas, pero con un buen tratamiento médico, acompañado de pomadas, las quemaduras pueden sanar.

Asimismo, indicó que otro factor que ocurre en esta temporada es el hecho de que la gente acostumbra cortar mucho el pelaje a los perros, lo que provoca quemaduras al tener la exposición directa al sol. “Hay que tomar en cuenta que no debe de ser tan corto el pelo porque es su protección de los rayos del sol. Entonces sí hay que tomar mucha precaución con las personas que practican la estética canina, y con los dueños de los animalitos de no rapar tanto su pelaje”.

Aunado a lo anterior, dijo que las mascotas también pueden sufrir golpe de calor, por lo que si observan que el perro jadea demasiado, su mirada se queda fija y al incorporarse empieza a zigzaguear, son señales de que deben refrescar al animal y acudir de inmediato al médico veterinario. “Es importante tenerlos hidratados durante 24 horas y aplicar la desparasitación, ya que en este tiempo proliferan muchos virus y bacterias”, finalizó.