Hay personas de Aguascalientes que desaparecieron hace diez años, informó el fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, y agregó que se trata de asuntos abiertos pero que no necesariamente implican una actualización de datos, porque no los hay.
Aseguró que todos los casos de este tipo, donde las personas no han sido localizadas, están registradas y si alguna asociación civil cree que las cifras no corresponden a la realidad puede acercarse para constatar lo que son.
En entrevista, recalcó que la Fiscalía no tiene interés alguno en ocultar las cifras correspondientes, sino por el contrario, continúa trabajando para tratar de localizar a quienes hace años o recientemente fueron reportados como ilocalizables.
El objetivo de la institución es encontrarlos, no hacerlos perdidizos, por segunda vez, en los archivos institucionales, reiteró, al tiempo de referir que incluso hay ocasiones en que vuelven con los suyos y esa parte la familia no la reporta, por lo que podría haber menos desaparecidos de los que la Fiscalía tiene registrados.
ROBO DE VEHÍCULOS. Por otro lado, Figueroa Ortega comentó que la institución está trabajando para reducir los tiempos de respuesta a los ciudadanos que les han robado su vehículo y lo han recuperado por intervención de la Fiscalía.
Explicó que cada unidad con registro de robo, que es recuperada, es objeto de peritajes que llevan varias semanas, sobre todo porque el equipo de peritos es reducido y en ocasiones el trabajo se acumula por el número de autos que se encuentran.
“Todos deben ser identificados por número de serie y características establecidas en las facturas correspondientes, a fin de tener la seguridad de que son exactamente las unidades que fueron reportadas como robadas, y no otras muy parecidas”.
El segundo dictamen es el de verificación de huellas e indicios, pues aún recuperados, la Fiscalía da continuidad a la investigación de la responsabilidad y para ello requiere tiempo; así que demandó paciencia y se comprometió no tardarse más de dos semanas en esas tareas protocolarias.