En Aguascalientes se continúa protegiendo un coto de poder llamado Atusa sobre los intereses y el bienestar de los ciudadanos, acusó el presidente de Coparmex Aguascalientes, Francisco Ruiz López.

Antes que dinero, dignificar el transporte público en esta ciudad requiere voluntad política para que se cumplan las leyes, agregó, al tiempo de cuestionar cómo podemos escalar en competitividad si un servicio esencial como el transporte público es tan malo.

“La población que no tiene otra opción más que usar el transporte público está sufriendo y se siente insegura. Quien lo intenta usar como alternativa para disminuir el uso del vehículo particular, desiste a la primera, y no hay quién mueva un dedo para cambiar la situación que lleva años”, agregó.

En ese sentido, consideró indigno para la vida de la clase trabajadora, las madres de familia, los estudiantes y las personas adultas mayores, que a veces deban esperar entre 60 y 90 minutos para que llegue el camión que requieren para su movilidad.

 “Que los conductores dejen de acosar a las mujeres, que porten camisa, manejen bien, no usen celular mientras conducen, respeten las rutas, los horarios y las frecuencias, no exige inversión”, subrayó.

Y es que cada vez que se critica al transporte sale a relucir el discurso de “no hay recursos”, pero para aplicar la ley no son necesarios recursos, solamente voluntad y firmeza de mando, apunto el líder empresarial.

Respecto del Plan de Movilidad, dijo que se sigue en espera y las autoridades aseguran que “ahí va”, lo cual está bien, sin embargo, “si lo están haciendo muy ambicioso y se plantea en un ecosistema que no corresponde a la realidad local, entonces no va a servir de nada y caeremos en lo mismo”, concluyó.