Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD VALLES,.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió contra un grupo de personas que protestó afuera de su hotel en este Municipio.

El viernes por la noche, luego de viajar una hora y media de Río Verde a Ciudad Valles, el Mandatario se encontró con huelguistas de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado (DAPA), quienes intentaron entrar por la fuerza al lobby de las instalaciones.

«Esto es un acto de provocación», arremetió contra los inconformes.

Los manifestantes argumentaron que el Alcalde Adrián Esper, quien es el primer Edil sin partido en la entidad, no los atiende.

«Y si el Presidente Municipal está tomando una decisión por qué tienen que hacerme esto a mí», insistió el tabasqueño.

«Vengo aquí a atender a todos, pero no merezco esto que me están haciendo».

El Mandatario se negó a escucharlos.

«Qué esperan pues para dejarme. Aquí no voy a tratar nada.

«La única cosa que quiero es que se retiren porque no merezco que aquí donde voy a descansar se metan ustedes a la fuerza. Esto es indebido. Democracia es orden, y todos merecemos respeto», agregó.

Ante la insistencia de los huelguistas de hablar con él, el Presidente se mostró molesto.

«Aunque se tengan necesidades siempre hay que respetar a la autoridad. Y una autoridad legítimamente nombrada por el pueblo, no soy un usurpador», añadió.

Los inconformes le indicaron que se irían y le pidieron disculpas, por lo que en un tono más tranquilo, el Mandatario también se disculpó.

«No, no, no, no hay disculpa, discúlpenme ustedes, no me gusta la demagogia, me gusta decir las cosas como son», indicó tras garantizarles que no habría represalias en su contra, pues dormiría tranquilo sin guaruras en la puerta del hotel.

Las principales calles de Ciudad Valles lucieron anoche con algunas camionetas con soldados y con elementos de la Policía Estatal.