CDMX.- Aún con terapias y tratamientos para eliminar las secuelas de la trombosis que sufrió en el 2015, el actor Rogelio Guerra no registra alguna mejoría notable, compartieron sus hijos Aldo y Carlo.
Los también actores, quienes acudieron al reestreno de El Hombre de la Mancha la noche de este jueves, dijeron que están entregados a su padre, aunque también ya están preparados para lo peor.
“Mi papá está estable y eso lo agradecemos. No mejora ni empeora. Estamos con él, siempre con él, y estamos haciendo todo lo posible por retribuirle lo mucho que nos dio”, señaló Aldo.
“Y sí, hemos platicado de todo, nos hemos pintado todos los escenarios, estamos preparados para todo. Sabemos que un día no estará, ya pasamos por un duelo, ya vivimos temor, angustia y ahora sabemos que es algo que puede suceder”, añadió Carlo.
Rogelio Guerra, de 81 años, sufrió un accidente cardiovascular que limitó sus funciones corporales y se presume que fue diagnosticado con Alzheimer, por lo cual su estado de salud está deteriorado y depende totalmente su esposa Maribel y de sus dos hijos.
Los hermanos, quienes han recibido el apoyo de amigos del protagonista de telenovelas como Vivir un Poco y Nada Personal, aseguraron que estarán cerca de su padre en estas fiestas navideñas.
“Todavía no hemos decidido si nosotros nos vamos con unos amigos a Playa del Carmen, o nos quedamos aquí para Año Nuevo, pero en Navidad sí que estaremos en familia, apapachando a mi papá”. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)