Con una ineficiencia terminal del sesenta por ciento en la educación media superior en Aguascalientes, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, advirtió ayer que este grado académico no puede ser más de “accesorio” y de improvisación, por lo este nivel será obligatorio a partir del 2018-2019, y todos los maestros de preparatoria entrarán a un proceso de certificación docente.
Para propiciar que el 50% de los estudiantes de bachillerato suban de un nivel uno (que es el más bajo) a un cuatro (que sería el óptimo) en materia de las matemáticas, el subsecretario de Educación Media Superior impartirá una capacitación a los directores de más de 300 preparatorias del estado de Aguascalientes, en todas sus modalidades.
Adicionalmente, dijo que Aguascalientes pone mucha atención en materia de cobertura, así como en la calidad de los contenidos y los aprendizajes de los estudiantes.
Por ese motivo, se procede a la capacitación de los maestros, ya que la mayoría no cursaron una carrera para convertirse en docentes, sino que se formaron en otras profesiones, pero decidieron incursionar en la docencia y no cuentan con las herramientas pertinentes para trasmitir los conocimientos.
“Ahora hay que hacer atractiva la preparatoria para que el alumno no se vaya. Antes de este momento, el bachillerato era un accesorio, sólo entraba el que quisiera y el que no, pues no pasaba nada. Pero en el año 2018 ya será obligatoria a nivel nacional y Aguascalientes lo hace obligatorio desde ahora para reducir los retos para el siguiente ciclo lectivo”, subrayó.
Por esto se certificará a los maestros de preparatoria y se empezará con 500 de ellos, aunque la meta será la totalidad que suman cuando menos tres mil docentes, quienes deben dominar los contenidos y saber compartir los conocimientos e interesar cada vez más a los jóvenes para que continúen con este grado académico.
El titular del Instituto de Educación precisó que son muy diversas las razones por las cuales los estudiantes abandonan la preparatoria a lo largo de los tres años, donde algunas responden a cuestiones económicas, de movilidad y condiciones familiares.
Por esa razón, el Instituto de Educación de Aguascalientes en coordinación con la Secretaría de Educación Pública, se encuentran en el compromiso de hacer atractivo este nivel académico, desde las clases y la interacción pedagógica, a fin de abatir significativamente el bajo aprendizaje en la comunidad estudiantil o bien la deserción que se traduce en ineficiencia terminal, concluyó.