Con el propósito de evitar la automedicación y la venta indiscriminada de fármacos, Coprisea exhortó a las farmacias a no expender medicamentos sin receta, respetar la legislación sanitaria y las propias indicaciones del fabricante.

Al respecto, Octavio Jiménez Macías, titular de la dependencia, aseguró que se ha recibido en el ISSEA información de que existen establecimientos que expenden medicamentos del Grupo IV, sin ningún tipo de prescripción profesional.

Por tanto, hizo un llamado a apegarse a lo indicado en el Artículo 226 Fracción IV de la Ley General de Salud, que indica que los medicamentos de este grupo son aquellos que para su venta y suministro al público requieren receta médica. Se refirió a los antibióticos, hormonales, algunos antidepresivos, a la píldora del día siguiente y muchos más; prácticamente el 90% de los medicamentos deben surtirse con receta.

Jiménez Macías precisó que es necesario respetar lo indicado por el fabricante; los envases deben incluir la leyenda “Su venta requiere receta médica”. Finalmente, dijo que quienes violen las disposiciones en la materia podrán ser sancionados con hasta 16 mil veces el salario mínimo general vigente, y en caso de reincidencia, la suspensión total del negocio.