Una mujer que intentó suicidarse al ingerir una importante cantidad de pastillas, logró salvar la vida gracias a la oportuna intervención de policías estatales.
El pasado sábado, oficiales de la Policía Estatal se encontraban realizando labores de vigilancia en un puesto de control ubicado en el poblado de Peñuelas.
Repentinamente, observaron la llegada de un coche marca Valiant, color amarillo, con placas de circulación de Aguascalientes, el cual era conducido por una persona del sexo masculino.
El conductor que se mostraba muy desesperado, les pidió ayuda a los policías estatales, ya que en la parte trasera trasladaba a su hermana Mónica, de 36 años, quien había intentado suicidarse y para ello ingirió alrededor de 40 pastillas de Clonazepam, un potente fármaco.
Los policías estatales al detectar la gravedad de la situación, solicitaron la presencia de paramédicos.
Sin embargo, en ese momento la mujer comenzó a convulsionarse, por lo que optaron por abordar una de las patrullas y con sirena abierta escoltaron el coche Valiant por toda la carretera federal No. 45 Sur.
Fue a la altura de una planta armadora de autos, donde fueron interceptados por la ambulancia ECO-328 del ISSEA, cuyos paramédicos continuaron el traslado de la paciente hasta el HGZ No. 1 del IMSS.