Reportan bajas ventas los comerciantes del tianguis navideño del Jardín Carpio. Los comerciantes afirman que sus ingresos han caído en un 40 % con relación al mismo periodo del año pasado. A pesar de lo anterior, subrayan que la tradición por los nacimientos persiste sobre todo en la gente adulta.
De acuerdo a la señora Carolina Marchán Solís, el movimiento de personas que acuden al tradicional tianguis ha sido gradual y aunque sí han logrado ventas, éstas no han sido como se esperaba, comparado con años anteriores. “Esta semana para nosotros es lo último, la gente se preocupa más en los regalos de la Navidad”.
Adicionalmente el señor Martín Lara Zamora reconoció que este año hubo un incremento de precios en los artículos navideños de hasta un 20%. “El heno era de 20 y ahora es de 30 pesos, el musgo está en 60 el kilo y el año pasado se vendía entre 40 y 45 pesos. El aserrín pintado sigue igual en 30 pesos, ese no registró incremento. Las casitas y las figuras también incrementaron”.
Por el contrario, lo que registró una disminución en esta ocasión fueron las luces navideñas, las cuales ya son de tecnología LED. De acuerdo a la señora María del Carmen Esparza Márquez la serie de 140 luces se vende en 100 pesos. “Así la gente se lleva algo que les dura más y además ahorran energía”.
A decir de la señora Flor Antonia Cortés Romo la mercancía que se vende en el Jardín Carpio es traída en su mayoría de la Ciudad de México, Tonalá y San Juan de los Lagos, además de que la tradición por poner nacimientos en las casas persiste sobre todo en los adultos.
“La gente compra más los nacimientos o los animalitos y figuras, es lo que más se vende, relativamente. Es bonito ver a las personas donde viene la familia en grande a comprar el nacimiento, vienen las muchachas jóvenes buscando el portal y los monitos, si persiste aún la tradición”.

¡Participa con tu opinión!