Las Centellas de Necaxa regresaron a la actividad ayer por la noche en la frontera visitando el Estadio Caliente en el cierre de la jornada cinco del Apertura 2019. El equipo comandado por Fabiola Vargas intentaba sumar sus primeros puntos del certamen luego de perder sus primeros tres encuentros mostrando aún muchas falencias en la zona baja del campo en donde más sufren. Para este encuentro las Centellas saltaron de la siguiente manera: Balbina Treviño, Lucía Muñoz, Emili Bautista, Claudia Sánchez, Brianda Escobedo, Lessli Horta, Andrea Villalobos, Valeria Meza, Saira López, Libeth Castro y Dulce Alvarado.
Tijuana fue el equipo que más propuso jugadas ofensivas teniendo varias ocasiones de gol que no lograban sumar anotaciones en la portería de Centellas. El juego fue pasando sin goles hasta el minuto 28 cuando la pelota le quedó a Renae Cuéllar tras un intento de chilena dentro del área, la delantera no perdonó punteando la pelota poniendo en la primera para Tijuana, Cuéllar sumó su tercer partido consecutivo marcando gol. Aunque las Centellas trataron de empatar el cotejo se volvió a mostrar poca llegada, el equipo no logró disparar a gol ni una sola vez en los 90 minutos demostrando poca creatividad al frente. Cuando el encuentro se moría Leyla Zapata desbordó por la izquierda sacando un disparo casi sin ángulo ni fuerza, la arquera de Necaxa, Balbina Treviño hizo un oso tremendo al tener miedo de chocar con el poste o perder la noción de la posición dejando pasar la esférica, la pelota terminó dentro de las redes terminando con cualquier posibilidad de empate. Las Centellas vuelven a caer, esta vez por 2-0 sumando su cuarta derrota en fila siendo el último lugar de la liga femenil.