Autoridades locales han sido omisas ante la contaminación de agua para consumo humano, sostuvo el ecologista Gerardo Ortega de León, prueba de ello es que no han aprovechado los recursos que ofrece el Gobierno Federal para la purificación de los metales pesados.
Indicó que el 28 de diciembre de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo en el cual, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) apoyaría con recursos económicos los casos de excepción en los cuales se detectó un riesgo de daños a la salud por el incremento en los metales pesados (arsénico, cromo, plomo) contenidos en el agua potable.
Ortega de León dijo que para aprovechar dicho acuerdo, los gobiernos locales debieron documentar, en colaboración con investigadores, para armar un expediente con base en diferentes estudios, en el cual se comprobara que en municipios como Asientos, Tepezalá y la capital del estado, se ha detectado una elevada cantidad de estas partículas contaminantes en el agua que se extrae de los pozos, que son necesarios ante la elevada tasa de aguascalentenses con padecimientos renales.
Con los documentos probatorios, la Conagua se habría visto obligada a apoyar con hasta el 100% de los recursos necesarios, para que los gobiernos locales procedieran a la instalación de filtros y tratamientos para que la cantidad de metales pesados en el agua correspondieran a los límites marcados en las normas oficiales.
Por último, el ecologista Gerardo Ortega de León expresó que los recursos destinados para este programa estarían por agotarse, y las autoridades locales han incurrido en la negligencia, especialmente CCAPAMA, al no haber aprovechado un acuerdo que habría sido favorable para la población de la entidad.

¡Participa con tu opinión!