No hay instancia jurídica que pueda invalidar la denominación de origen del mezcal para Aguascalientes, puntualizó el delegado de la Secretaría de Economía, Gustavo Granados Corzo, tras la inconformidad de las autoridades de Oaxaca al decreto del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Detalló que dicho asunto es político y refleja a un Consejo Regulador del Mezcal que no está siendo neutral, a pesar de que la entidad cumplió a cabalidad con lo señalado por la Federación.

“Yo no sé jurídicamente qué recurso vayan a utilizar las autoridades de Oaxaca, porque el procedimiento ya se llevó a cabo; lo que sí vemos con preocupación, es que el Consejo Regulador del Mezcal debe de ser neutral para generar el momento del mezcal en todo el país, en todo México y no partidario para defender exclusivamente los intereses de unos cuantos mezcaleros o de un solo estado; yo creo que ahí es donde se está dando el error”.

En entrevista con El Heraldo, Granados Corzo apuntó que el motor principal de los quejosos de Oaxaca es el director nacional del Consejo Regulador del Mezcal, Hipócrates Nolasco, quien estuvo en Aguascalientes el 7 de octubre de 2016, donde estuvo de acuerdo y fue promotor de que se llevara a cabo este tema, sin embargo, tal parece que ahora ha cambiado su postura.

Asimismo, aclaró que tras la revisión puntual, hecha por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, para ver si se cumplía con los argumentos suficientes, se determinó que Aguascalientes junto con el Estado de México y Morelos cumplían con la denominación de origen.

“Si Oaxaca ha levantado la voz, el tema es que los tres estados cumplimos, el proceso se llevó a cabo y es una facultad del IMPI. No hay instancia jurídica para invalidar la denominación de origen del mezcal de Aguascalientes y los otros 2 estados”.