Rogelio Padilla de León, secretario general sustituto de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA), informó que no se tiene previsto un recorte de personal en Nissan Aguascalientes, pues aunque se registra una baja en las ventas de la armadora, este comportamiento comercial no ha llegado a repercutir en la disminución de la plantilla; lo anterior, luego de que en la planta de Nissan Cuernavaca fueran cesados 550 trabajadores.

Tras las versiones en redes sociales que señalaban que el fenómeno se estaba replicando en Aguascalientes, el líder sindical hizo un llamado a la calma, pues no se espera que la armadora nipona adelgace la plantilla local, prueba de ello es que se continúa trabajando de una manera estable y ordinaria.

Rogelio Padilla añadió que debe tomarse en consideración que los modelos que se fabrican en Aguascalientes y Cuernavaca son distintos, y los que se arman aquí han tenido una baja menos pronunciada en cuanto a su comportamiento comercial, si bien, los niveles de venta se encuentran por debajo que los registrados a inicios del año pasado.

Reconoció que a finales del año pasado se realizaron paros en las líneas de producción, pero dijo que éstos se debieron a ajustes: “cuando se tiene un bajo nivel de producción, en ocasiones no se pueden realizar ajustes técnicos o mantenimiento, por ello hubo paros en las líneas”; agregó que no fueron paros técnicos como los registrados en 2008 y 2009, cuando hubo necesidad de disminuir la producción.

Para concluir, el secretario general sustituto de la FTA señaló que entre las tres plantas que la armadora nipona tiene en la entidad, suman un total de 13 mil fuentes de trabajo entre administrativos, directivos y operarios, y de ellos 10 mil son sindicalizados, los cuales siguen laborando de manera ordinaria, aunque sí se han reducido las horas extra de trabajo.