El Instituto de Educación de Aguascalientes sabe de muchos casos de menores que colaboran con sus papás en actividades económicas, reconoció la directora de servicios educativos, María de Lourdes Carmona Aguiñaga.
Indicó que el 70% del estudiantado de preescolar, primaria y secundaria acude a planteles de carácter urbano y el porcentaje restante va a la escuela en los espacios rurales, y precisamente ahí es donde más se favorece que el niño colabore en alguna actividad laboral relacionada con su hogar.
“Durante mucho tiempo se ha estado trabajando en concientizar a los diferentes actores para salvaguardar la integridad de los infantes, así como hacerlos comprender que las etapas de trabajo formal ya llegarán en su momento, pero no en los primeros años de la vida del menor”, sostuvo.
Comentó existen culturas que forman a sus integrantes con base en el trabajo colaborativo y de cooperación, ahí no importa la edad para el sostenimiento del hogar, ya que se desarrollan más beneficios que prejuicios, pero siempre cuidando y tomando en cuenta la edad de los menores de edad.
La funcionaria indicó que el trabajo colaborativo de padres e hijos depende de la actividad que desarrolle el progenitor, es decir en las zonas urbanas es complicado que el papá lleve a su hijo a la oficina, porque en ese espacio únicamente se convoca al adulto.
Pero en las áreas rurales es fácil observar que a los niños se les generan actividades de trabajo como cuidar a los animales del corral, apuntó finalmente la directora de servicios educativos del Instituto de Educación de Aguascalientes.