El Tri se fue a Rusia cargado para la Final.
La Selección Mexicana lleva más de 500 uniformes de juego y 4 toneladas de valijas porque apunta a disputar los 7 partidos de la Copa del Mundo.
México no sólo tiene el discurso de disputar el título. El Tricolor acordó con el Dynamo Moscú la renovación automática de su estancia en el campamento base, en Moscú, cada que supere una Fase y la cual puede prolongarse hasta el 16 de julio, un día después del duelo por el título, de acuerdo a la investigación de Grupo REFORMA.
Raúl Méndez y Antonio Manzanares, responsable de operación y logística y gerente técnico del Tricolor, respectivamente, llevan meses cuidando cada detalle.
Tan solo para los seleccionados mundialistas cargan 138 playeras polo, 23 t-shirts, 69 chamarras y 69 bermudas, 46 conjuntos deportivos, 230 pares de calcetines, 23 trajes y alrededor de 230 pares de zapatos de futbol, muchos de ellos mixtos (tacos de goma y aluminio).
Se hizo un convenio con Adidas, patrocinador máster del Tri, para tener un centro de atención en Moscú que los provea de artículos y personalice los uniformes para 7 partidos.
También llevan alrededor de 2 mil artículos de nutrición y suplementación como los probióticos.
Se incorporaron además a otros dos masajistas y a un quiropráctico. Se negoció con el Dynamo Moscú para agregar a algunos de sus empleados (masajistas, fisioterapeutas) al staff tricolor durante el torneo. Incluso viajaron a Europa con 7 camas de masaje.
A pesar de que Novogorsk-Dynamo es un campamento vanguardista, en el Tri no se confían y cargan también con vallas, estacas, conos, tubos y todo lo necesario para la preparación física.
Medicamentos, artículos religiosos, alimentos (enlatados y alto vacío), y hasta el XBOX van en las valijas del Tri con destino a Rusia. Poco más de 60 personas del staff de la Selección Mexicana viajan con el equipo. Édgar Contreras, Joani Cruz y Antonio Sánchez/Agencia Reforma.