Staff
Agencia Reforma

MADRID, España.- Tras la salida de Cristiano Ronaldo, ni Karim Benzema ni el Estadio Santiago Bernabéu han sido los mismos.
El ariete francés se destapó con doblete, uno de ellos validado por el árbitro asistente de video, para guiar al Real Madrid a vencer 4-1 al Leganés en la Fecha tres del certamen español, ante una casa blanca que sigue sin llenarse.
Mientras que Benzema está a un gol de igualar los cinco que hizo la campaña pasada en LaLiga, el Santiago Bernabéu, que en su debut ante el Getafe tuvo su peor asistencia de la década con 48 mil visitantes, ahora tampoco ocupó sus poco más de 81 mil asientos pues se registraron sólo 59 mil 255 personas que vieron el tercer triunfo de los Blancos en este calendario.
Ni siquiera aplaudirles a sus recientemente galardonados Keylor Navas, Sergio Ramos y Luka Modric como los mejores de Europa fue aliciente suficiente para los seguidores merengues, que se sorprendieron al ver a Thibaut Courtois en la puerta, días después de que el costarricense fuera elegido el arquero del año por la UEFA.
Pero observaron a Gareth Bale volviendo a marcar con una volea que entró en el ángulo al 17′ y a Benzema hacer un doblete, al 48′ y 61′. Desde su llegada al Madrid, en la campaña de 2009-2010, el “Gato” nunca había anotado 4 tantos entre sus primeros 3 juegos, aunque en la 2015- 2016 labró 5 entre 4 compromisos.
Ramos de penal al 66′ y Guido Carrillo, también desde los 11 pasos, completaron la pizarra.
Hoy, el Barcelona recibe al Huesca para intentar alcanzar los 9 puntos del Madrid.