“No nos dejemos vencer por la corrupción, impunidad, violencia, pobreza e ignorancia; no perdamos la esperanza de salir adelante; de que en nuestro camino haya luz, vida y esperanza. Juntos podemos vencer estos agravios, no estamos solos: nuestra madre, la Virgen de Guadalupe, nos acompaña”, destacó el obispo José María de la Torre Martín, en la misa que ofició este martes en el templo de Guadalupe. (Información extendida en la edición del 13 de diciembre)