No es viejita

CDMX.- A sus 61 años, Olivia Collins está segura que no es una «viejita» porque tiene lo suyo y además dijo que es una mujer activa, inteligente y empoderada.
«Siempre he tenido una actitud muy jovial, soy muy dinámica, no considero que a mis 61 años sea una viejita», declaró la actriz.
«De verdad que no, ¿por qué?, porque soy una mujer completa, tengo lo mío y me siento bien. Estoy saludable y puedo hacer todavía muchas cosas. Soy una mujer inteligente, empoderada, culta y con una carrera», agregó.
Y porque está en sus manos ayudar a prevenir el cáncer de mama, Olivia llegará a Monterrey para decirles a las mujeres que se exploren.
La artista es una mujer que siempre ha tenido una vida saludable y sabe la importancia de promover la información para detectar a tiempo esta enfermedad, por lo que no dudó en unirse al movimiento.
«Desde muy joven he tenido la cultura de cuidarme mucho la piel, el cuerpo, hago ejercicio, no tengo vicios, digo, tengo vicio de postres, pero bueno», expresó para después soltar una fuerte carcajada.
La siempre sexy y curvilínea pesa 54 kilos y mide 1.65 metros.
«La cintura ya la perdí un poquito», comentó sonriendo.
La actriz, quien conserva la talla 7 en el sexto escalón de vida, mantiene un romance con el director Salvador Garcini hace dos años y medio. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)