Es rotación y no nuevas licencias las que hacen “aparecer” con frecuencia un sinnúmero de antros diferentes en el Centro Histórico, informó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, Santiago Muñoz Romo.
Reconoció que en lo que va de la presente administración municipal, no se ha otorgado ni una nueva licencia para inversionistas del ramo, cumpliéndose con ello una promesa de campaña de la hoy alcaldesa en ese sentido.
“El compromiso fue que no se abriera un solo negocio adicional a los ya existentes en el centro de la ciudad y así ha sido, son los mismos, pero con diferente imagen, ya que cada concepto tiene como periodo de vida entre un año y un año y medio. Es decir, se trata del tiempo en que está de moda y alcanza su punto de auge, luego de ello hay que volver a inventar un nuevo concepto, con la creatividad y el recurso que ello implica”, agregó.
Así, dijo, el número de bares y restaurantes que operan en el corazón de la mancha urbana es el mismo que hace un año, pero algunos han cambiado de dueño o por lo menos de administración, imagen y concepto.
Señaló que es una dinámica muy particular que no sucede en otros puntos de la ciudad, ni siquiera en Colosio con la misma frecuencia, pero se trata de negocios que van muy de la mano con la moda y ésta lleva un ritmo muy acelerado.
“O bien, puede pasar que los términos en que se plantea un negocio respecto de la moda no funciona, y también hay eventuales cierres porque no funcionó bajo un modelo específico y se vuelve a abrir meses después, a través de una nueva propuesta de negocio”.
Muñoz Romo indicó que no se tiene registrado a la fecha ninguna apertura en el perímetro del Centro Histórico, si bien será en el registro de fin de año, cuando pueda establecerse cuántos movimientos hubo y de qué tipo, aunque es un hecho que en cuanto antros sólo hubo proyectos nuevos, pero igual número de licencias.

¡Participa con tu opinión!