Eduardo Sierra 
Agencia Reforma

AYAHUALTEMPA, Guerrero.- Los niños soldados están listos para la «guerra».
Todos los días, a las 17:00 horas, los niños de este pueblo de la montaña baja de Guerrero, de entre 6 y 17 años de edad, se reúnen en la cancha de basquetbol para hacer ejercicios militares, con un par de escopetas calibre .22 y armas de juguete.
Esto, como parte de su capacitación de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Pueblos Fundadores, que los siguen preparando para defender su territorio y a su gente de integrantes del crimen organizado que intentaran entrar a sus poblados para cometer actos delictivos.
Incluso organismos internacionales han criticado a los menores de edad que han sido armados en el País para hacerle frente a la delincuencia organizada.