Es necesario que las autoridades le den la atención al comportamiento de las fallas geológicas que hay en el estado a través del monitoreo constante y no demeritar el problema, el cual va en contra del patrimonio de la gente, destacó el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Aguascalientes, José Francisco Díaz de León, quien recordó que éstas tienen que ver con la sobreexplotación del agua, lo que provoca que la corteza terrestre se mueva.
En entrevista para El Heraldo, el especialista indicó que el microsismo registrado el pasado sábado en los edificios de la Unidad Habitación Primo Verdad se debió a un reacomodo de la falla que cruza por el fraccionamiento Vistas del Sol hasta dicha zona, lo cual es reflejo de “que con la naturaleza podemos predecir algo, pero nunca sabemos exactamente cuándo vaya a reaccionar”.
Recordó que la actual administración estatal que encabeza el gobernador Martín Orozco Sandoval, fue quien retomó el Comité de Fallas presidido por la Seguot, la Secretaría de Obras Públicas del Estado, el Ayuntamiento de la capital, Protección Civil, la Secretaría del Medio Ambiente y Agua, el INEGI, los Colegios de Ingenieros, Arquitectos, de Geólogos, de Ciencias de la Tierra, la CMIC, peritos especializados en geología, mecánica de suelos, laboratorios de mecánica, así como otros municipios afectados, quienes cada mes se reúnen para dar seguimiento a ello.
Apuntó que a través del Sistema Digital de Fallas Geológicas de Aguascalientes (Sidifag) se tienen detectadas alrededor de 190 fallas y un aproximado de 25 grietas, cuya longitud oscila en los 320 kilómetros detectados en su mayoría en el municipio capital sobre todo en la zona oriente, seguido de Jesús María, Pabellón de Arteaga y Rincón de Romos.
Destacó que en la actualidad, para evitar posibles riesgos, todo ciudadano que requiera hacer una construcción, entre los requisitos que se le piden, está un estudio geofísico y de mecánica de suelos, y con ello determinar si pasa alguna falla para evitar posibles riesgos. “Aquí lo importante es que se le dé la atención al tema y que no se pierda porque es un fenómeno natural que lo tenemos que estar monitoreando. Es como el volcán Popocatépetl, siempre hay un sistema de monitoreo, independientemente de la autoridad que esté”.