No era suicidio; era un chantaje

Una mujer generó un importante despliegue de los cuerpos de emergencia, tras haberle hecho creer a su esposo que se había lesionado a propósito, al introducirse un objeto cortante en sus partes íntimas.
Los hechos se registraron después de las 11:30 horas del pasado sábado, cuando el número de emergencia 911, atendió el reporte en el cual solicitaban una ambulancia, debido a que había una persona que había atentado contra su vida.
Por lo anterior, elementos del Destacamento Morelos, se trasladaron al domicilio ubicado en el fraccionamiento Rancho San Antonio, a cargo de la unidad 0035B1, así como paramédicos de la Cruz Roja, en la ambulancia AGS-008.
Al llegar, los cuerpos de rescate se entrevistaron con el esposo de la mujer, quien responde al nombre de Alejandro, de 38 años de edad, quien detalló que tras sostener una discusión con su mujer, ésta se había lesionado a propósito, al manifestar su intención de quitarse la vida.
En consecuencia, los paramédicos entrevistaron a la mujer, identificada como Norma, de 37 años, quien al ser valorada no presentaba ninguna herida.
A petición del marido, la presunta suicida fue trasladada a Trabajo Social en la Dirección de Justicia, donde reconoció que había utilizado pintura en color rojo, untándosela en su bajo vientre, piernas y manos para simular que había atentado contra su vida luego de una discusión que tuvo con su pareja, motivo por el que fue canalizada al área psicológica del DIF Municipal.