El Gobierno Mexicano mantendrá su postura aún a pesar de la presión de Estados Unidos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio, destacó el delegado de la Secretaría de Economía, Gustavo Granados Corzo. Detalló que de aplicarse tasas arancelarias al sector automotriz como lo plantea la Unión Americana, afectaría a Aguascalientes, toda vez que parte de su economía está muy ligada a dicha industria y muchos empleos dependen de ellos.
En tal sentido, el funcionario federal estableció que el principal interés de Aguascalientes tiene que ver con el sector automotriz donde las tasas arancelarias, si México saliera del Tratado y se apegara a las reglas de la Organización Mundial del Comercio, se podrían dar en dos escenarios: uno en el que Estados Unidos determine un arancel específico para el sector, podría oscilar entre 2.5 y 3% y el otro, a un arancel entre 5 y 8% que tiene la OMC.
El delegado de la Secretaría de Economía consideró que un factor positivo que se está poniendo sobre la mesa con la renegociación del Tratado de Libre Comercio, tiene que ver con el tema de los salarios, lo cual beneficia a los migrantes mexicanos, así como el de poder retabular algunos de los sueldos que se pagan en la industria automotriz.
“Yo creo que cada quien está jugando su juego y es parte de la estrategia. Ya estamos en el momento en el que esperábamos llegar, donde todos pusieran sus posturas más radicales. Ahorita es cuando cada quien podríamos ver si alguien cedía y nadie cedió y a partir de ahí pues tienen que renegociar, siempre sin olvidar que tiene que llegar a los senados y ahí pueden modificarse cosas, por lo tanto, tienen que tener propuestas que puedan pasar en la Cámara Alta”.
Finalmente, Granados Corzo recalcó que el Gobierno Mexicano está preparado en caso de que Estados Unidos decida salir del TLCAN y ya ha generado convenios adicionales con otros países, a fin de contar con la proveeduría que México requiere.

¡Participa con tu opinión!