Mediante un recorrido realizado en varios paraderos de autobuses urbanos, El Heraldo pudo constatar las condiciones en las que continúa operando el servicio del transporte público urbano en la ciudad. Los horarios de frecuencia de un paradero a otro, establecidos en la aplicación (App) “Moovit”, no coinciden con lo que sucede en la calle y existen problemas serios por la falta de unidades para prestar el servicio.

Según los horarios de frecuencia ofrecidos en la aplicación que se encarga de proporcionar detalles generales de todas las rutas, paraderos oficiales y llegadas, la ruta 31 marca una frecuencia aproximada a los 16 minutos en promedio. Sin embargo, pudimos constatar que la ruta tarda casi dos horas en realizar un recorrido completo, al tener únicamente una unidad en circulación para brindar el servicio.

Otra de las rutas que también presenta retrasos en sus horarios es la 44, que de acuerdo a sus horarios debería pasar en promedio cada 15 minutos, cuando en realidad las unidades llegaron a tardar más de 30 minutos. En contraste, las unidades pasaban casi de manera simultánea con un margen de 7 minutos de un camión a otro.

También la ruta 47, que debería pasar cada 10 minutos según lo reportado por la App, llegó a demorar casi el doble del tiempo, con un promedio de 18 minutos. Por su parte, la ruta 48, que en teoría debería salir cada 12 minutos, registró retrasos hasta de 26 minutos. Otras rutas con serios problemas en cuanto a puntualidad, son la 23 y la 11, que llegan a tardar más de 20 minutos en algunos casos, según lo pudimos constatar.

Usuarios del sistema urbano coincidieron que la mejoría en el servicio aún es lenta.

TESTIMONIOS:

  • “Tarda demasiado, deberían de poner más camiones porque se batalla mucho. Pasan llenos y no se detienen, tengo que esperar en ocasiones hasta una hora». María Padilla.
  • “Un poco ha mejorado, no al cien, ahí van al pasito, esperemos que sí mejoren pronto, yo últimamente espero 20 a 30 minutos, es lo que se tarda la ruta 46″. Francisco Esparza.

En contraste, las rutas mejor evaluadas al respetar los horarios establecidos dentro de las proyecciones de las autoridades, fueron la ruta 41 conocida también como ‘Penal’, así como la ruta 10, ambas con una frecuencia no mayor a los 10 minutos. Recientemente la Coordinación de Movilidad anunció la incorporación de 50 nuevos camiones de las rutas 6, 26, 31, 39, 44, 46, 47 y 48, que se sumarían a la modalidad “YOVOY”, en las que gradualmente deberá verse una mejora.