Preocupa a los ambientalistas el proyecto de instalación de una planta de separación de residuos que promueve el Ayuntamiento de Aguascalientes. El director de Conciencia Ecológica, Humberto Tenorio Izazaga, consideró que la sexta etapa del relleno sanitario de San Nicolás está a punto de llegar a su máxima capacidad y esa planta no resuelve el problema.
El activista social externó a El Heraldo su inquietud tras afirmar que no quieren que el municipio de la capital se embarque en una aventura que le resulte onerosa, al establecer un convenio por cierto número de años para la instalación de una planta de esa naturaleza, la cual, dijo, necesita tener el soporte de un relleno sanitario, y el Ayuntamiento aún no tiene autorizada la siguiente etapa, la cual debe construirse antes con una erogación fuerte.
Tenorio Izazaga detalló que antes de pensar en una Planta de Separación de Residuos, se necesita que exista la separación de origen, para que el ciudadano pueda llegar al contenedor y depositar sus residuos orgánicos por un lado y los inorgánicos por otro.
“El sistema actual que existe no está previsto para separación. Entonces, ¿cómo van a llegar todos esos residuos a una planta de esa naturaleza? Va a llegar de chile y de dulce. Ese es un asunto que está en la mesa, nos causa inquietud y vamos a trabajar y a platicar con el Gobierno Municipal porque esa iniciativa aprobada por el Cabildo desde luego es algo modificable y eso esperamos, que haya una actitud consciente y de apertura”.
Apuntó que actualmente los residuos que se desechan por persona en Aguascalientes oscilan aproximadamente en 790 gramos, por lo que el Relleno Sanitario recibe diariamente hasta 700 toneladas y en tiempo de Feria aumenta hasta mil toneladas por día. Por lo anterior, consideró importante que el Municipio trabaje más en la concientización entre la población para disminuir la cantidad de basura que se genera y fomentar la separación de origen.

¡Participa con tu opinión!